Skimlinks Test

lunes, 13 de mayo de 2013

Estamos de estreno... con FARTONS.

Hace tiempo que me ronda por la cabeza hacer un blog de cocina. Sí, lo sé, es muy típico, y hay millones hoy en día. Entonces, ¿por qué? La explicación es fácil: las experiencias y errores de los demás nos ayudan siempre a mejorar nuestras experiencias y cometer menos errores.

De este modo, he decidido hoy, pasadas las doce de la noche, empezar con este blog de cocina ¿El título? Lo explicaré en próximas entradas.

Pero vamos a lo fundamental aquí, cocinar.


Quiero estrenar esta bitácora con una receta que he hecho hoy por primera vez: fartons. Para aquellos que no lo sepáis, los fartons son un dulce típico valenciano que se toma típicamente con horchata. Hoy hemos comprado mi pareja y yo horchata (más adelante tengo intención de hacerla yo misma) y me he dicho... voy a hacer unos fartons. Así que buscando y buscando, he encontrado una receta que me ha convencido. No he modificado nada, aunque le he tenido que añadir un poco más de agua a la masa.

Los ingredientes:
  • 100 ml de agua
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 50 gr de levadura fresca
  • 600 gr de harina de fuerza
  • 2 huevos
  • 100 gr de azúcar
  • media cucharadita de sal

¿Cómo los hacemos?
Ponemos en un bol la harina y formamos un volcán. A continuación, ponemos en el hoyo los huevos, la levadura disuelta en agua, el azúcar y la sal. Mezclamos estos ingredientes y añadimos el aceite de girasol. Lo mezclamos con la harina y amasamos.

Una vez nos quede una masa esponjosa - en este punto es donde  he tenido que añadir agua, porque me quedaba una especie de masa reseca -, formamos una bola y la dejamos reposar, tapada con un paño limpio durante aproximadamente unos 30 minutos.

Pasado este tiempo, formamos bolitas - unas 30 - y las dejamos reposar otros 10 minutos.

Ahora es cuando empezamos a darles forma a los fartons. Podemos hacerlo de dos formas distintas. Bien de la forma tradicional "Polo", haciendo con las bolitas de masa una especie de chorizo de unos 25 cm., o bien hojaldrados, para lo que debemos estirar las bolitas de masa con un rodillo y después enrollarlas como si hiciéramos un cigarro-puro.

Una vez dada la forma a los fartons, los dejamos reposar sobre en una bandeja con papel vegetal, durante una hora, tapados con un paño limpio y en un sitio cálido.

Calentamos el horno a 200º y los horneamos unos 10 minutos - vamos vigilando para que no se quemen. 

Los dejamos templar sobre una rejilla y, una vez templados, los pintamos con glaseado. Para ello necesitaremos

  • 100 gr de azúcar glas
  • dos cucharadas de agua bien caliente
Mezclamos los dos ingredientes y pintamos los fartons. Cuando se hayan enfriado del todo, los espolvoreamos con azúcar glas y ¡a disfrutar!


El placer máximo.



Fartons estilo "Polo"



Fartó hojaldrado,






La receta original, aquí.