Skimlinks Test

viernes, 10 de enero de 2014

Kebab casero!

Estaba mirando yo la televisión después de comer, medio haciendo zapping, medio centrándome en los programas de cocina, cuando aparece una señora india muy risueña que dice: hoy haremos kebab. ¡BIEN! Me encanta el kebab, me encanta la comida especiada, me encantan los aromas hindúes... perfecto; me apunto la receta. Así que, aprovechando que tenía unas brochetas de pollo en el frigorífico que debía utilizar ya, me dispongo a cocinar los kebab. 

Las especias que he utilizado no son las mismas, he jugado con lo que tenía por casa - que es comino, curry y chili picantísimo. La receta llevaba zumo de naranja, y yo le he puesto de mandarina, porque no tenía naranjas. Debo decir que este elemento, primero, me ha sorprendido un poco pero después sabe... buah.

Vayamos pues con la receta.

Para el marinado necesitaremos lo siguiente:

  • menta picada
  • jengibre o cebolla
  • agua de tamarindo o zumo de naranja
  • azúcar
  • garam masala o la especias que más nos gusten 
  • aceite
  • sal
  • chili picante

Dependiendo de la carne que vayamos a marinar necesitaremos unas cantidades u otras de los ingredientes. Nosotros somos dos en casa, de modo que las cantidades son siempre para dos raciones. Debe haber una proporción entre el elemento principal y el marinado. Para dos personas he utilizado un cuarto de cebolla muy picada, el zumo de una mandarina y un par de cucharadas de aceite, además de media cucharada de azúcar. La cantidad de especias que vayamos a utilizar ya es más relativa, dependiendo de la intensidad de sabor que estemos buscando. 

Para marinar, cortamos la carne - en este caso pollo - en trozos muy pequeños y la mezclamos con todos los ingredientes. Debemos dejarla reposar un buen rato, cuanto más, mejor y más sabor va a tener. Lo reservamos hasta el momento de cocinado.



Ya tenemos la carne marinando, ahora a por las salsas. Porque este kebab va a llevar salsa de yogur, y salsa picante. La primera la he sacado de un libro francés que compré estas navidades en Toulouse. La receta de la salsa picante la he encontrado por internet; en varias páginas coincidían con los ingredientes, de modo que me he decantado por la receta que ahora os pondré.

Salsa de yogur
  • un yogur griego
  • dos rodajas de cebolla de un centímetro cada una
  • medio ajo
  • una cucharada de aceite
  • perejil picado
  • menta picada
  • medio pepino
  • sal
Disponemos el yogur en un bol y le vamos añadiendo los ingredientes, habiendo picado primero muy fina la cebolla y el ajo, y también habiendo rayado el pepino. Los mezclamos y reservamos en el frigorífico.


Salsa picante
  • un cuarto de cebolla
  • un ajo
  • tomate triturado
  • chili picante
  • pimentón dulce
  • sal
  • pimienta
  • azúcar moreno
  • vinagre de módena

Cortamos fina la cebolla y la ponemos a rehogar en una sartén a fuego medio, vigilando que no se tueste, pero sí que se vaya convirtiendo en un elemento transparente. Le añadimos el ajo y cuando esté pochado echamos una cucharada de azúcar moreno y lo rehogamos con un chorro de vinagre de módena. Seguidamente, añadimos el chili picante, la pimienta y el pimentón dulce, además del tomate. Dejamos que vaya cociéndose a fuego lento hasta que tengamos una textura que nos agrade. Será este el momento de apagar el fuego y, una vez templada la salsa, le pasamos la batidora.



Aún no tenemos la receta terminada, ahora necesitamos el pan. Para hacer pan de pita - se puede comprar en cualquier supermercado - no tengo una receta buena. Tengo la receta de pan naan, pero quería probar con otra que se pareciese más al pan que usan en los döner. He buscado en un libro de comida vegetariana india pero no aparecía ninguna receta parecida al pan de pita, así que, bendito internet, he vuelto a buscar y, claro está, he encontrado algo que ha conseguido que pueda salir del paso (de hecho debo deciros que ahora mismo me gustaría poder poner una nota a pie de página y apuntar que se me acaba de ocurrir que bien hubiera podido usar cualquiera de las recetas de pan del fantástico libro que mi compañero me regalo estas navidades... pero no... se me ocurre ahora). La receta es la siguiente:

Pan de pita
  • 125 gr de harina de fuerza
  • 75 ml de agua
  • 5 ml de aceite
  • 7,5 gr de levadura de panaderia
  • 2,5 gr de sal
Disponemos los ingredientes en un bol y los vamos mezclando todos hasta que estén integrados. Amasamos unos 10 minutos y hacemos una bola. La dejamos reposar una hora mínimo para que doble su volumen, tapada con un trapo - para que no se nos seque.

Cuando haya pasado este tiempo, y habiendo precalentado el horno a unos 200 grados centígrados, dividimos la bola en dos partes y hacemos dos bolas más pequeñas. Las aplastamos con las manos y formamos unos discos redondos de un centímetro de grosos más o menos. Los ponemos en el horno hasta que estén dorados, que en tiempo serán unos 10 o 15 minutos. 
Si no vamos a utilizar el pan enseguida, lo guardamos en un sitio que no le dé el aire para que mantenga la humedad - podemos cubrirlo con un paño, etc.



Bien, bien, bien. Ya tenemos casi nuestro kebab. El pan está ya caliente y sólo nos queda guisar la carne. Para esto - y sin haber apagado el horno - calentamos una olla, sartén, cazo... que podamos meter después en el horno. Rehogamos la carne con todas las especias,  la cebolla, etc - no es necesario que pongamos todo el jugo. Vamos dándole vueltas y pasados 5 minutos lo ponemos en el horno con el grill encendido. Dejamos que se tueste un poco, et voilà! Nuestra carne kebab deliciosa, sabrosa y jugosa.


Montar el kebab no es tarea difícil. Cortamos - si queremos - un tomate, un poco de cebolla y lechuga. Ponemos capa de ensalada, ambas salsas - no os paséis con la picante -, ponemos la carne, más ensalada, y lo terminamos con la salsa.

¡A DISFRUTAR!









P:D: Puede que comáis kebab porque sea comida rápida, y esta receta parece que conlleva  mucho trabajo, pero en realidad no es así. Si queréis disfrutar de buena comida que, además de sabrosa, la podéis hacer vosotros de forma fácil, no dudéis en probar estos kebab caseros.